Mister Spex usa cookies. Al continuar navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

Gafas bifocales para presbicia: ¿eficaces u obsoletas?

Para una gran parte de los usuarios de gafas, la entrada a la cuarta década de vida marca un antes y un después en cuanto a gafas se refiere: a la ametropía existente se suma, además, la vista cansada, conocida también como presbicia. Como resultado, la lectura de, por ejemplo, letras pequeñas a distancias cortas, les irá costando cada vez más cuando lleven sus gafas monofocales de siempre. La solución estrella en este caso ha sido, durante muchos años, la de comprar unas gafas bifocales. Sin embargo, gracias al avance de la tecnología, hoy en día se plantea la cuestión si no resultarían más apropiadas unas gafas progresivas, más que unas bifocales. La respuesta a esta pregunta la encontrarás, junto a otros detalles interesantes, en este artículo.

¿Qué son las gafas bifocales y cómo funcionan?

Para personas emétropes, es decir, que no presentan ninguna anomalía visual, la cuestión es sencilla: durante la segunda mitad de su vida, solamente necesitarán unas gafas de leer para ver correctamente a distancias cortas. Para los que ya padecían algún efecto visual antes de alcanzar la madurez, la cosa se complica un poquito, ya que unos cristales normales son capaces de corregir solo uno de sus dos tipos de ametropía. Una posible solución podría consistir en usar dos pares de gafas: unas de cerca y unas de lejos. Que esto a la larga no sea una solución demasiado práctica ya lo pensó el mismísimo Benjamin Franklin en la segunda mitad del siglo XVIII, por lo que creó las primeras gafas bifocales de la Historia. La montura estaba construida de tal forma que para cada ojo admitía dos lentes con graduaciones diferentes, una sobre la otra.

Hoy en día, unas gafas bifocales ya no requieren monturas especiales, ya que pueden fabricarse cristales con dos graduaciones diferentes. En el caso de los cristales minerales, esto se logra uniendo, por fusión, un segmento graduado para cerca con la lente básica, correspondiente al plano lejano. En este caso, el segmento para cerca tiene un índice de reducción diferente, de modo que ambos segmentos cuenten con el mismo grosor, para obtener una superficie uniforme y lisa. En los cristales orgánicos, más ligeros, este procedimiento no puede emplearse, por lo que el campo visual para cerca debe integrarse por moldeo, resultando en un borde entre las dos zonas palpable con los dedos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de unas gafas bifocales?

La principal desventaja de las gafas bifocales se debe a su estructura dual: hay una línea divisoria visible entre ambas zonas de visión que puede resultar especialmente molesta cuando nos fijamos en el borde. Además, debido al salto abrupto entre ambas graduaciones, existe una distancia a la que no es posible ver con nitidez a través de ninguna de las dos zonas del cristal. Un objeto situado a un metro de distancia, por ejemplo, se encontraría demasiado lejos para la zona de cerca, pero demasiado cerca para la de lejos. La tercera cuestión importante es la estética: unas bifocales te hacen “viejo”, ya que este tipo de gafas solamente se usa a partir de una cierta edad y debido a sus llamativos cristales se reconoce enseguida.

Por estos motivos, en la actualidad, unas gafas bifocales ya solo suelen recomendarse en casos aislados. Un ejemplo serían determinadas gafas ocupacionales en las que conviene que haya un área de cerca o de lejos lo más grande posible y no hay necesidad de una zona de transición.

Ventajas de unas gafas progresivas modernas frente a bifocales

En general, decidirse entre unos cristales progresivos y unos bifocales es muy fácil. Y es que unos cristales progresivos modernos acaban con las famosas desventajas de los bifocales de antes. La diferencia entre unas gafas bifocales y unas progresivas salta a la vista: desde fuera, las últimas se parecen mucho a unas gafas monofocales convencionales. A esta ventaja estética se suma su extraordinario confort visual. Entre las zonas para cerca y lejos hay un área de transición continua para las distancias intermedias. Por eso, no existen saltos abruptos entre ambas zonas en los que la imagen cambie por completo y, además, también pueden enfocarse perfectamente los objetos situados en el plano medio.

Encuentra las gafas perfectas:

¿Te ha parecido útil esta información?


¿Tienes dudas?

Escríbenos:
servicio@misterspex.es

Línea gratuita:
900 80 12 37
Siempre a la última…

Con nuestra newsletter semanal te mantenemos al tanto de ofertas y tendencias

  • 900 80 12 37 Consulta gratuita
  • Envío gratuito a partir de 59€
  • Derecho de devolución de 30 días
  • Cristales de alta calidad incl. **

* Suma del precio regular de la montura y del precio de venta al público recomendado (P.V.P) del par de cristales orgánicos unifocales con tratamiento super antireflejante y extra resistente (índice de reducción: 1,5), con valores de corrección: Esf. +6.0/-6.0 dpt; Cil. +2.0/-2.0 dpt.

** Cristales orgánicos unifocales incluidos en el precio de la montura para una esfera comprendida entre –6,0 y +6,0 dpt. y un cilindro de entre –2,0 y +2,0 dpt. Los cristales son endurecidos e incluyen tratamiento antireflectante y antisuciedad.

El precio tachado sin PVP representa el precio estándar de Mister Spex.